RSS Idiomas
Tamaño de escritura
Contraste

Resumen del día
Excursiones y eventos

« Mayo 2016 »
Lu Ma Mi Ju Vi Do
25 26 27 28 29 30
1 2 3 4 5

Resumen de la semana
Excursiones

  2016  
Semana en curso
151617181920
35

búsqueda rápida

Antebunker y Führerbunker

Con el suicidio de Hitler al interior del llamado «Führerbunker», el 30 de Abril de 1945, la Segunda Guerra Mundial llega a su fin. En Europa, al menos... Alrededor de éste lugar, el más conocido y notorio refugio antiaéreo de Alemania, se enmarañan las más grandes leyendas. En lo posterior, el tamaño y dotación del «Bunker del Führer» serían magnificados y malinterpretados. Y éste no era sino uno de los muchos refugios antiaéreos en el antiguo distrito gubernamental a lo largo de la calle Wilhelmstraße y poseía una capacidad mucho más limitada que cualquier abrigo público!

Por ocasión del sexagésimo aniversario del final de la guerra, queremos arrojar una luz en éste oscuro período y brindar a los aficionados al tema la posibilidad de conocer los verdaderos sucesos y hechos relacionados con ésta edificación.

Crónica del Führerbunker

2340_19351942

1935-1942

Junto con la nueva construcción de un salón para recepciones diplomáticas en las instalaciones de la Vieja Cancillería, la constructora Hochtief AG 1935/36 erige, al mismo tiempo, el primer refugio antiaéreo oficial de la ciudad (espesor del techo: 1,60 mts. , espesor de las paredes: 1,20 mts.). Los costos se sitúan en alrededor de 250.000 RM. Se cree que éste primer refugio fue utilizado por Hitler durante los primeros ataques aéreos británicos a partir de Agosto de 1940.

2341_18_de_Enero_de_1943

18 de Enero de 1943

Tras la pérdida definitiva de la supremacía sobre el espacio aéreo alemán y puesto que «el ya existente bunker de la cancillería sólo posee 1,6 mts. de espesor en el techo», Hitler encomienda a Albert Speer la inmediata construcción, en los jardines de la Nueva Cancillería, de una nueva instalación con las mismas dimensiones internas de la estructura precedente pero, con diferentes medidas en lo que al espesor del techo y paredes se refiere: 3,5 y 3,5 a 4 mts., respectivamente. La ejecución de los trabajos correrá a cargo del arquitecto Carl Piepenburg. En la superficie de los jardines de la Nueva Cancillería, grupos de obreros de la empresa Hochtief AG dan inicio a la excavación de la zanja de cerca 10 metros de profundidad.

2342_23_de_Octubre_de_194

23 de Octubre de 1944

La tesorería del estado es informada sobre la conclusión de la obra. El llamado «Proyecto de Construcción B 207» (nombre código) , con su sólida estructura de hormigón armado, capaz de resistir el embate de las más potentes bombas de los aliados a la época, tiene un costo total de 1.350.000 RM. La extensión total del complejo abarca un área de 15 x 20 metros y la altura de las dependencias internas es de 3 metros.

2343_194445

1944/45

La capa de remate del techo será reforzada con un metro adicional de cubierta «anticolisión». Con todo, los trabajos no llegarán a su fin antes del término de la guerra. Es así como una de las torretas de ventilación en dirección al acceso desde los jardines quedará «a medias». Una segunda torreta cónica sirve para la salida del aire. Las diversas publicaciones extranjeras en la posguerra la identificaron erróneamente como una pequeña torre de defensa antiaérea dotándola, inclusive, de un nido de ametralladoras de mediano calibre.

2344_20_de_Abril_de_1945

20 de Abril de 1945

Hitler «celebra» su cumpleaños número 56 dentro del «Führerbunker». Entre los gratulantes de todos los años, se encuentran, una vez más, los principales representantes del ya ínfimo «imperio». Un mes antes, el 20 de Marzo, en los jardines de la cancillería, una patética alineación de 50 «hombres», delegaciones restantes de la Hitlerjugend y la División SS «Frundsberg» responsables de los últimos desesperados actos de resistencia frente a los tanques soviéticos, se presenta. Frente a camarógrafos del «Wochenschau» y fotógrafos, quienes documentan la última aparición pública del «Führer», ellos serán condecorados por Hitler con la Cruz de Hierro, por sus «actos heróicos» en la defensa de Berlín. Inmediatamente después, Hitler vuelve a descender las escaleras hacia su Bunker. De manera errónea, éste suceso sigue siendo datado como ocurrido el 20 de Abril.

2345_30_de_Abril_de_1945

30 de Abril de 1945

Hitler y su consorte Eva (nombre de soltera Braun), a quien desposa aún dentro del Bunker, se quitan la vida en horas de la tarde. Sus cuerpos serán incinerados frente a la salida ubicada en los jardines. Poco tiempo después, los 6 niños de la familia Goebbels son evenenados de mano de su propia madre, luego de lo cual, el Ministro de Propaganda Joseph Goebbels (nombrado nuevo canciller por Hitler en su testamento) y su esposa Magda también se suicidan. Con ello, la Segunda Guerra Mundial, que segó la vida de más de 55 millones de seres humanos, llega a su fin. Al menos en la Europa continental…

2346_5_de_Diciembre_de_19

5 de Diciembre de 1947

El Bunker de Hitler es dinamitado por tropas soviéticas. Ambas torretas de ventilación y tractos de los ingresos principales se desmoronan por completo, paredes enteras en el interior son destruídas y el techo, por efectos de la explosión, se desplaza en 40 cms.

2347_Verano_de_1959

Verano de 1959

Varias otras demoliciones siguen hasta lograr terraplenar toda el área, los accesos restantes se cubren totalmente y las ruinas de hormigón se convierten en un montículo artificial. A continuación se crea un espacio verde público.

2348_19611973

1961-1973

Con la erección del muro de Berlín, el área se encuentra directamente en la zona fronteriza entre ambos lados de la ciudad. A raíz del descubrimiento de un túnel olvidado en el lado oeste de la Puerta de Brandemburgo, en el distrito de Tiergarten, el servicio secreto de Alemania Oriental reanuda las investigaciones en el área de la antigua Neue Reichskanzlei en 1970. Primeramente, el Ante Bunker y el Bunker del Führer se vuelven a poner al descubierto, una vez más se miden, se hacen fotos y se los vuelve a sellar en 1973.

2349_19851989

1985-1989

A partir de 1986, en la antigua Otto-Grottewohl-Straße (hoy, nuevamente, Wilhelmstraße) , la RDA erige nuevos complejos habitacionales que requieren trabajos de remoción de materiales y escombros hasta una profundidad de 7 metros. Con ello, la cubierta del techo del Führerbunker se remueve por completo en 1988. Cimientos y paredes quedarán aún en el lugar debido a los elevados costos de demolición. A finales del otoño del mismo año y luego de despedazar el techo de hormigón con mucha dificultad, el espacio vacío resultante será rellenado con grava, arena y escombros. Desde entonces, un parqueadero y un área verde que apenas si han sufrido modificaciones hasta el día de hoy, cubren los restos del ya mencionado Bunker.

2350_2004

2004

Bunker -- Führerbunker Afiche promocional de la película «Der Untergang»

«Der Untergang», («El hundimiento», «La Caída») película de la Sociedad de Producciones Cinematográficas Constantin cuyo tema central son los últimos días de la guerra y las incidencias al interior del «Führerbunker», llega a las salas de cine en Alemania y en el extranjero. Varios integrantes de la Asociación participan en la cinta brindando consultoría histórica. De ésta manera y según sus planes originales, el «Führerbunker» se reconstruye en escala 1:1 en los estudios Bavaria, en Munich.

2351_Junio_del_2006

Junio del 2006

Tras años de investigación y en común acuerdo con la Administración General del Senado de Berlín, el día 8 de Junio, la Asociación logra colocar un tablero informativo con la historia del «Führerbunker» en el lugar de los hechos, en la calle Gertrud-Kolmar-Straße (cercana a Potsdamer Platz). El tablero deberá brindar a los visitantes del mundo interesados en los pormenores del período la posibilidad de conocer a fondo éste significativo lugar cargado de negativa historia. Al revelar la ubicación exacta del área donde se encontraba el «Führerbunker» buscamos contrarrestar la creación de mitos o falsas aclaraciones nostálgicas relacionadas con el mismo.

Datos 

en funcionamiento: Vorbunker, 1935-36; Führerbunker, 1943-45
medidas: Largo, 27 mts.; ancho, 22 mts.; altura, 7,60 mts. (instalaciones y cubierta); espesor de los cimientos, 2 mts.
propósito: refugio antiaéreo a profundidad (Tiefbunker)
estado: dinamitado, cubierta removida, rellenado

Autor: Dietmar ArnoldEstado: 09.01.11 Inicio

«Cuarenta escalones bajo la cubierta de hormigón»

Bunker -- Führerbunker Habitación saqueada en el «Führerbunker» (Verano de 1945)

Bunker -- Führerbunker Reportero del diario «Telegraph» al interior del «Führerbunker» (Noviembre de 1947)

Bunker -- Führerbunker «Grafitis» a lo largo de la escalera hacia los jardines

En Diciembre de 1947, el así llamado «Führerbunker» fue demolido. Un punzante estallido dilaceró el aire. Una gigantesca nube de humo se elevó sobre el punto de la detonación, cirniendose sobre las calles aledañas y envolviendolas en un manto de polvo. Pocos días antes del hecho, aparece un artículo publicado por el diario «Telegraph» con las impresiones de un periodista cuyo testimonio revela las últimas observaciones realizadas al interior de éste escalofriante sitio. Un mensaje para la posteridad..

«40 escalones conducen al Bunker con los 4,20 metros de espesor en su estructura, ubicado a ocho metros de profundidad. Sin ser experto, uno se da cuenta que aún las bombas de más grueso calibre no hubieran surtido el menor efecto aquí. Las pegajosas y brumosas aguas se encuentran a una altura de 20 cms. Dos opacas linternas apenas sí iluminan las dependencias. Botas de caucho de caña alta protejen contra el agua. Tropezando y resbalando, a tientas, avanzamos inseguramente a lo largo de las resbalosas paredes. Suciedad, filamentos y cachivaches se encuentran por doquier bajo el agua. Las botas de caucho de uno de los soldadores se han rasgado y éste ha ido a parar en el agua. Aquí también hallamos nombres inscritos en las paredes, en Ruso, mayormente.

En uno de los extremos del Bunker de 30 x 30 mts. los soldadores empiezan a desmantelar un aparato de ventilación que obstaculiza el trabajo de los bomberos en su afán por bombear el agua fuera de la estructura. En las habitaciones, en donde en contra de todas las expectativas reina un aire bastante bueno, todo ha sido completamente removido. Incluso los lavamanos e interruptores de luz se han extraído. Unos cuantos filtros de máscaras antigás flotan por doquier. Puertas blindadas acechan como peligrosas trampas por debajo de las turbias aguas. A izquierda y derecha del corredor central, pequeñas habitaciones desprovistas de puertas se amontonan en ambos lados. El cuarto en donde Hitler pasó sus últimos días se reconoce a través de una puerta corrediza ya arrancada que dividía el espacio en dos dependencias. Un lavamanos despedazado se encuentra en una de las esquinas. En la central de teléfonos todavía quedan un par de armarios de hojalata. Una solitaria percha se yergue en un rincón. La puerta que conducía hacia afuera, doblemente recubierta de óxido y moho, está obstruída. Casi comprimido al lado de la entrada principal, un ducto vertical con una escalinata de hierro termina en el puntiagudo torreón de vigilancia (en realidad, torre de salida de aire) .

Vuelvo a ascender las escaleras… Por debajo de las palabras «Que viva el Führer!» alguien más garabateó: «completamente histérico!» . Cuánta razón tenía! »

Extraído del artículo «40 escalones bajo la cubierta de hormigón – ésto fue lo que quedó: lavamanos despedazados en el sólido Führerbunker» , del diario «Telegraph», publicado el 25 de Noviembre de 1947.

Se trata de una descripción abolutamente auténtica del «Führerbunker» en la época de la posguerra. Todos los datos más representativos de éste artículo han sido minuciosamente comprobados y se pueden tomar como históricamente correctos. Por ello se lo ha descrito en toda su extensión.